Utrecht – Amsterdam

Diciembre de 2011

Hace aproximadamente un año, en noviembre de 2010 visitamos por primera vez tierras holandesas. La sensación de aquellos días que pasamos en Amsterdam aún está en nuestra mente. Como apasionados defensores del transporte en bicicleta, Amsterdam es algo así como el paraíso para los ciclistas urbanos, así que no es de extrañar que cuando se nos planteara la posibilidad de conocer Utrecht no nos lo pensaramos dos veces y nos embarcaramos en este nuevo viaje con la intención de visitar a un amigo y la idea clara de volver a montar en bicicleta en un país donde se la respeta. 02/12/2011 Destino Utrecht Tomamos en el aeropuerto de Valencia un vuelo con destino Amsterdam. El vuelo con la compañía Transavia fue bastante tranquilo así que sobre las 11 de la noche estábamos en Schipol. Allí nos espera mi hermana que ha volado desde Madrid. Cogimos un tren que nos llevaría directos a Utrecht y así, en unos tres cuartos de hora, llegamos a nuestro destino. La primera impresión de la ciudad es muy buena. Es viernes y el ambiente festivo se nota, las bicicletas inundan las calles, los pubs y bares de la ciudad comienzan a llenarse y nosotros nos dirigimos a la casa del amigo que nos hospeda con la intención de dejar las mochilas y salir a conocer Utrecht de noche. Por supuesto empezamos a familizarizarnos y ubicarnos en la ciudad, los canales que la cruzan, las calles principales…después de algunas cervezas y charlas con residentes es hora de dormir, el día ha sido largo! 03/12/2011 Visita a Utrecht Lo primero que nos llama la atención de la ciudad es la cantidad de antiguas casas Okupas que fueron legalizadas y que ahora sirven como centros culturales, alquileres para jóvenes, etc. Nosotros nos alojamos en una de ellas. Una casa compartida con siete habitaciones y zonas comunes como cocina, baños, duchas, etc. Típica casa holandesa con escaleras muy empinadas y con unas bonitas vistas desde la habitación de nuestro amigo. Impresionantes, como siempre, las bicicletas atadas a los canales. Catedral de Utrecht destruida por un huracán en 1674, milagrosamente la torre se salvó y parte de la planta de la catedral. Ahora se da el hecho curioso de estar la torre totalmente separada de la catedral. Jardines del interior… Casa Okupa junto al campamento de «indignados» en Utrecht y situados justo frente al ayuntamiento Después de ver parte de la ciudad alquilamos unas bicicletas y nos fuimos a las afueras a ver la moderna zona de las universidades, con alucinantes y coloristas edificios. Como era de noche y no hicimos fotos pongo algunas que he sacado de internet. 04/12/2011 Utrecht Por la mañana visitamos la torre de la catedral. Básicamente nos gustaba la idea de poder subir a lo más alto  y tener una panorámica completa  de la ciudad. Por suerte el tiempo acompañó El interior de la torre Esa noche fuimos al barrio rojo de Utrecht. Sin duda menos turístico que el de Amsterdam y un poco más alejado del centro, obviamente no hay fotos pero os dejo la reflexión del viaje, los holandeses son esencialmente pragmáticos, no es que haya mucha prostitución, no es que haya muchas drogas, es que básicamente como saben que existe, la regulan, para que se haga en las mejores condiciones posibles. 05/12/2011 Amsterdam Ya conocíamos Amsterdam pero como es una ciudad que nos gusta hicimos una excursión de un día para volver a pasear por sus calles. Treinta minutos de tren y allí estábamos un año después. El día era bastante frío y  típicamente holandés, granizo, sol, algo de lluvia… Estación de tren El campamento de «indignados» en Amsterdam No hicimos muchas fotos porque ya teníamos de nuestro anterior viaje a Amsterdam, nos dedicamos a pasear de nuevo por las calles, volver al tailandés que tanto nos había gustado el año anterior… … y básicamente a disfrutar de la maravillosa ciudad que es Amsterdam 06/12/2011 Vuelta a España El martes no dio tiempo más que a  volver a  España, a este país donde se persigue al ciclista urbano, se le imponen multas abusivas y en general es maltratado en favor de los vehículos motorizados. Sin duda merece la pena visitar Holanda y seguro que volveremos. ¡Salud y Aventuras!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Pin It on Pinterest

Share This