03/06/2011 Destino Trier

El pasado mes de junio partimos rumbo a Frankfurt con la intención de pasar un fin de semana por tierras alemanas y pasar a la vecina Luxemburgo. Para ello volamos a Frankfurt Hahn, alquilamos un coche y nos dirigimos rumbo a Trier (Tréveris en castellano).

Trier es una encantadora ciudad alemana a tan solo 9 kms. de Luxemburgo.  Es considerada la ciudad más antigua de Alemania y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además de su agradable centro histórico Trier está ubicada a la orilla del río Mosen, río guía de una importante ruta ciclista que sin duda algún día recorreremos en bicicleta, por sus increíbles paisajes y el gran ambiente ciclista y campista que vimos a lo largo del río.

Pongo fotos ya de Trier que hicimos ese mismo día

La porta nigra, que data del año 180

Curioso este edificio con terraza…

Adornos en una calle…

Y un poquito de arte urbano

04/06/2011 Luxemburgo, Vianden, Echternach

Por la mañana temprano partimos rumbo a Luxemburgo, a unos pocos Kms. de Trier. La ciudad no es muy grande, y tiene un marcado aire señorial, es agradable pasear por el centro entre los pequeños mercados y las calles petonales y la gente es muy muy amable.

La cámara de diputados

Atravesando la ciudad hay un gran barranco, lleno de jardines que forman un agradable paseo lleno de vegetación y dodne la gente suele hacer ejercicio.

Vianden es un pequeño pueblo al noreste de Luxemburgo de apenas 1500 habitantes. La ciudad está coronada por un impresionante castillo

Por supuesto montamos en el teleférico que llevaba hasta los pies del castillo

La verdad es que el enclave era espectacular

Echternach es la ciudad más antigua de Luxemburgo. Está muy cerca de la frontera con Alemania. La ciudad creció a los pies de la Abadía de Echternach, fundada en el año 698.

Es agradable pasear por las callejuelas de la ciudad, perderse fuera de las dos calles principales y tomarse algo en alguna de sus terrazas.

05/06/2011 Cochem, Frankfurt, Valencia

Día de retorno a  España pero con las suficientes horas como para visitar alguna localidad alemana más, como la maravillosa Cochem, que descubrimos por casualidad pero a la que volveremos sin duda, tal vez con nuestras bicicletas.

Seguimos rumbo a Frankfurt, y en más de una ocasión tuvimos que parar para admirar el paisaje

Y así terminó nuestro viaje, sin duda 100% recomendable.

¡Salud y aventuras!

Última modificación: 24 diciembre, 2014

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.

*