Cuba por libre: La Habana

El pasado 7 de marzo tomamos un avión de la compañía Air Europa con destino La Habana. Apenas un par de meses antes mientras estábamos en casa leímos en un blog que Air Europa estaba vendiendo vuelos muy baratos a Santo Domingo y La Habana, precio total: 162 €. Todo indicaba que se trataba de un error de la compañía.

Fue un poco difícil conseguir los billetes, la web de Air Europa no funcionaba y tuvimos que bajarnos la app de la compañía. Desde el móvil comprobamos que efectivamente el precio total de los billetes de ida y vuelta Madrid- La Habana era de 162€ para volar en los meses de febrero y marzo. Sólo funcionaba comprando un billete, no podíamos seleccionar dos y ante el temor de sacar uno y que el otro subiera de precio decidimos sacarlos a la vez, cada uno con su móvil, fue curioso estar ante la última pantalla de compra, contar hasta tres y apretar el botón de comprar a la vez…unos segundos de espera y los dos lo habíamos conseguido! Con la prudencia de los primeros días por la posibilidad de que la compañía anulara los billetes decidimos ir preparando nuestro viaje a Cuba. Queríamos, como siempre hacer las cosas por libre y con un bajo presupuesto  y la verdad es que no había mucha información sobre cómo hacerlo así que me he propuesto que esto sirva como una especie de guía, por si a alguien le apetece.

El vuelo con Air Europa fue muy tranquilo, 9 horas 50 minutos hasta La Habana. La verdad es que la compañía debería actualizar algunas cosas como el entretenimiento a bordo, no hay pantallitas individuales en los asientos y sólo hay 3 pantallas en el medio de cada sección, vamos que mejor llevarte tu propio entretenimiento que esperar entretenerte con una de las películas que pusieron a bordo.

Primera parada La Habana

Llegamos alrededor de las 7 de la tarde a La Habana, ya estaba anocheciendo pero confiabamos en llegar pronto a la ciudad. Fue un error, las cosas en Cuba van lentas, primera lección aprendida. Bajamos del avión y estuvimos más de hora y media en la cola de inmigración. En realidad sólo nos hicieron unas pocas preguntas, si habíamos viajado a África en los últimos meses… si habíamos tenido contacto con alguna persona que hubiera estado en África y poco más,  revisaron nuestro visado (nosotros lo sacamos en España con la compañía http://www.onlinetours.es 22 €  te lo envian a casa en un par de días) En teoría te pedían seguro médico y podían pedirte que les dieras la dirección de donde te alojarías pero a nosotros no nos pidieron nada de eso.

Nosotros viajamos con una mochila que pudimos llevar como equipaje de mano, así que no tuvimos que preocuparnos de que nuestro equipaje estuviera dando vueltas en la cinta durante esa hora y media.

Salimos y por lo que había leído ya en el mismo hall del aeropuerto los taxistas, casi siempre los no legales, te ofrecían llevarte a la ciudad, esperaba que nos abordaran pero la verdad es que nadie nos dijo nada…Había mucha gente con los cartelitos y gente de los tours, pero nada más. Así que mejor, ahora teníamos que cambiar algo de dinero. La casa de cambio está a la salida de la terminal, ya en la calle. Hay una a la derecha y otra a la izquierda. No lo sabíamos al llegar pero habia algo de cola y avanzaba muy lentamente, extremadamente lenta, nos estábamos desesperando bastante, además parecía que todo nuestro vuelo ya se había montado en las decenas de autocares que esperaban a la salida de la terminal y que llevaban a los resorts en Varadero o a los hoteles de La Habana. Tras hora y media conseguimos cambiar algo de dinero.

En Cuba existen dos monedas. CUC (también llamados pesos convertibles o divisa) y CUP (llamados pesos cubanos o moneda nacional) Básicamente los turistas pagan en CUC en restaurantes, hoteles, transporte…vamos no tienen ni que cambiar a CUP. El tema es que todo lo que pagas en CUPs, es mucho más barato.Los puestos de comida, las frutas, los autobuses urbanos, todo se paga en moneda nacional y es la que usan los cubanos en su día a día. En el aeropuerto nos dijeron que no nos cambiaban nada a CUP, que eso nos lo cambiarian en el centro de la ciudad, así que con nuestros CUC en el bolsillo, pudimos por fin abandonar el aeropuerto.

Para salir del aeropuerto hay un par de opciones. Negociar los 20 o 25 CUC con los taxistas (Unos 20 ó 25 eurazos) o tomar un autobús que pasa cerca de otra terminal del aeropuerto y que por 0,40 CUP te lleva al centro de la Habana (eso al cambio era apenas 1 céntimo de Euro) La diferencia era demasiada como para coger la opción cómoda del taxi, así que teníamos claro que aunque fuera un poco tarde, cogeríamos el autobus.

Para llegar a la avenida principal Rancho Boyero, donde se encuentra la parada de autobús, hay que caminar algo más de 2 kms y medio. El camino se hace por una pequeña carretera que une dos de las terminales del aeropuerto. No hay acera para caminar, aunque no pasan muchos coches y no hace falta ir por el asfalto (la parada está en el punto rojo)

Parada autobús a la Habana

Cuando iniciamos la marcha hacia la parada de autobús en seguida nos paró un coche que nos dijo que si íbamos a la ciudad, le dijimos que íbamos a la terminal 2, que está en la misma dirección, y con cara de circunstancias nos dijo que fuéramos por la zona iluminada. La verdad es que eran algo más de las 10 de la noche y no nos dio mucha confianza el comentario, pero continuamos. Apenas unos metros más adelante paró un coche al lado, un taxista se ofrecía a llevarnos, sólo con un no gracias, dio la vuelta.

En la parada ya había gente esperando dónde preguntamos, sólo para confirmar, si por allí pasaban el p12 y p16 los dos autobuses que te llevarán al menos hasta la plaza de la revolución. Tras la confirmación, en menos de 5 minutos pasó el autobus. No llevábamos pesos cubanos, pero la persona que recoge el dinero en la entrada del autobus (verás que pone la mano para que le eches el dinero) no le importó coger 1 CUC por los dos (es casi 1 euro, frente al céntimo que costaba en realidad) en la parada amablemente nos dijeron que con medio cuc sería suficiente, pero tampoco llevábamos, daba igual, 1 euro nos parecía más que bien.

Yo iba un poco inquieta porque en Cuba habíamos decidido alojarnos en casas particulares. Te alquilan una habitación, que yo reservé desde España, y sale bastante más económico que un hotel. Le había dicho a la mujer de la casa donde nos quedaríamos en La Habana que el vuelo llegaría a las 7 y como ya eran las 11 me daba un poco de apuro por si era demasiado tarde. Esta casa donde nos alojamos estaba bastante bien. Estaba un poco a medio camino de todo lo que queríamos ver, al lado de La Habana Centro, cerca de las universidades y a un paso del hotel Habana Libre,  la casa estaba muy bien, una habitación muy limpia. La mujer nos hacía la cama todos los días  (no es lo habitual ) y nos cambió las toallas a las dos noches, (estuvimos tres) Este tipo de casas suelen ofrecer desayunos y cenas. Desayunos por unos 4 CUCs por persona y cenas a partir de 8 según lo que se elija, más o menos era así en todas las casas. Como comer por ahí puede ser mucho más económico no teníamos intención de comer ni desayunar. Habíamos escuchado que en ciertas casas algunos propietarios ponen malas caras si no cenas o desayunas allí, porque sacan también bastante dinero con esto. En la casa en la que estuvimos en La Habana no fue así. Nosotros volveríamos a alojarnos en la misma sin duda, así que dejo los datos por si a alguien más le interesa:

El precio fueron 25 CUC por noche

Y los datos de contacto son:

Casa de Mayte y Adolfo

casamayteyadolfo@gmail.com

algo que me gustó menos es que el baño era compartido con otra habitación, para nosotros acostumbrados  a hostels y demás no fue un problema, pero lo digo porque la verdad es que antes de llegar allí nos dijeron que el baño era privado.

Aquí en el plano de situación en rojo la zona donde está la casa, y en verde las zonas de interes ( Gran círculo a la derecha es la Habana Vieja y Capitolio, Arriba el malecón, a la izquierda arriba la zona del vedado y Habana libre, y abajo la plaza de la Revolución)

2015-03-19_205636

Nosotros fuimos andando siempre de unos sitios a otros, porque nos gusta caminar, los taxis además clavaban un poco (3 ó 4 CUCs, el cambio nos lo hicieron casi 1 CUC 1 Euro) no cogimos ni un taxi en todos los días que estuvimos en la Habana. Recomiendo que os hagáis un mapa con las líneas de autobuses, nosotros no lo llevabamos y lo echamos de menos http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:L%C3%ADneas_de_metrobus_de_La_Habana

Cuando llegamos nos atendió Mayte, una mujer encantadora que nos dijo que subiéramos a la habitación, que estaríamos cansados y ya mañana nos explicaría todo. En ese momento nos dijo lo de los desayunos y cenas, por si queríamos pero que nos recomendaba al menos en las cenas estar por ahí por la ciudad, y no metidos en la casa, buen detalle. Ya no volvió a mencionar el tema de desayunos o cenas en ningun momento en el tiempo que estuvimos allí, lo que nos gustó bastante. A veces nos ofrecía llamar a un taxi si íbamos a algún sitio, pero cuando le decíamos que en principio no, siempre nos decía que mejor, que nos costaría más barato pararlo nosotros directamente por la ciudad.

El caso es que al llegar nos avisó de que no funcionaba el aire acondicionado, que vendrían a arreglarlo al día siguiente y nos dejó dos ventiladores puestos. Somos más de ventilador que de aire acondicionado, pero yo la verdad es que pensé que lo mismo no iba a funcionar ya los días que estuviéramos allí. Pero estaba equivocada, al día siguiente el aire acondicionado estaba ya arreglado y funcionando perfectamente.

Estuvimos 3 noches en la Habana, luego fuimos a Trinidad dos noches y a cienfuegos una, para volver la última noche a La Habana y coger el vuelo al día siguiente. Como nos gustó la casa les pedimos que si tenían habitación para la última noche y sin problemas nos volvieron a dar la misma.

Comidas en La Habana

En La Habana se puede comer muy muy barato o bastante caro. Para comer barato tienes que comer lo que comen los cubanos y donde comen los cubanos. Hay un montón de casas que en una ventana sacan una pizarra con precios de la comida que tienen ese día y despachan desde ahí. En algunas casas había alguna mesita para que comieras ahí al lado. Esta era la forma más económica. Así vendían muchas pizzas, hamburguesas, perritos calientes (pan con perro lo llaman) Por ejemplo las pizzas podían costar 10  ó 15 CUPs, no llegaba a un euro, osea que dos comíamos por algo más de un euro. Había algún restaurancillo donde podías comer un plato con algo de arroz y carne por tres ó cuatro euros con bebida incluída dos personas. Un consejo, preguntad siempre el precio antes de sentaros, que vean que si te cobran precio turista no te vas a quedar a comer, si no, os pueden clavar varias veces más el precio normal. Muchas veces no nos querían decir el precio, y todo su afán eran que te sentaras ya a pedir, Siempre insistíamos en el precio y acababan dándonos la carta en moneda nacional. No nos gusta mucho ir así, porque es un poco más violento pero era mucho mejor, y al final con una sonrisa, se le quita hierro al asunto. En general la comida que más veíamos era arroz blanco normal, como acompañamiento y lo que llaman moros y cristianos o arroz moro, que es el típico con frijoles, acompañado de algo de carne o “ropa vieja” que lo comían bastante. También fricasé que era pollo con alguna salsa. Lo que sí vimos es que por la noche muchos sitios quitaban sus cartas en moneda nacional y cobraban en CUCs, y es que a cenar salían básicamente turistas.

Si queréis comer un poco más tranquilos, aunque algo más caro, unos 8 euros por persona con algún mojito, postre y demás en la Habana vieja está el Restaurante Europa, con mojitos a 1.5 CUC (en toda la calle estan a 4 CUC) En general no esperéis gran calidad en la comida en Cuba, hay lo que hay y a veces se acaban las cosas, normalmente todo es lento y los camareros no suelen ser muy agradables. En este restaurante estuvimos bien, la comida normal, la bebida barata…tardaron un poco pero en general nuestras expectativas suelen ser muy bajas, así que cenamos bastante bien.

Qué ver en la Habana

Nosotros básicamente nos dedicamos a pasear por la ciudad…Pasear por la calle 23 con las cafeterias, pasear por  el malecón…la plaza de la revolución y las cuatro plazas de La Habana Vieja. Por otro lado yo creo que hay un montón de cosas que vas descubriendo según paseas, y en general en cualquier esquina puedes encontrar algo que llame tu atención

IMG_9135

El famoso hotel Habana Libre al fondo

IMG_9139

Paseando por el Malecón

IMG_9140

IMG_9145

IMG_9149

Los coches antiguos… una de las señas de identidad cubanas… La verdad es que se ven muchos

IMG_9160

 

IMG_9158

IMG_9172

IMG_9173

Paseando por la Habana Vieja

IMG_9196

IMG_9212

Plaza de la Revolución

IMG_9217

IMG_9218

IMG_9228

IMG_9234

IMG_9236

IMG_9263

IMG_9264

Después de tres días en La Habana pusimos rumbo al siguiente destino: Trinidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*