Wroclaw, Cracovia, Praga, Viena, Bratislava

En noviembre de 2009, una vez que el frío había llegado ya a toda Europa, decidimos que era hora de hacer un viaje y visitar algunos países centroeuropeos. La ruta elegida fue Wroclaw y Cracovia en Polonia, Praga en la República Checa, Viena en Austria y Bratislava en Eslovaquia.

Wroclaw, Breslavia en español, es una ciudad poco conocida en España, pero con con una estupenda conexión gracias a Ryanair. La ciudad en general tiene ese encanto destartalado de las ciudades ex- soviéticas y además un bonito centro histórico fruto de su pasado alemán.

Durante la II Guerra mundial Wroclaw fue asediada y aunque en un principio había escapado a los bombardeos de la guerra, Hitler la declaró plaza imprescindible que defender, ya que era la capital de Silesia. Esto originó el asedio a la ciudad, causando muchas bajas en el ejército rojo y en los habitantes, y quedó,  finalmente, parcialmente destruida y saqueada.

Desde luego merece la pena visitar la ciudad y aunque el frío era importante la lluvia al menos nos respetó. Nos alojamos en un hostel cercano al centro, con buen ambiente nocturno y sin duda recomendable.

Mejor pongo algunas fotos de la ciudad

 

Una cosa curiosa son una serie de figuras de enanitos repartidos por toda la ciudad. Hoy en día constituyen un atractivo turístico pero tiene sus orígenes en las protestas políticas de Waldemar Fydrych y su movimiento llamado Alternativa Naranja. Este grupo nació en la universidad y en 1980 redactó su manifiesto “socialismo surrealista”. La intención era combatir la dictadura comunista mediante el humor. Al principio eran simples pintadas en las paredes (sólo una se conserva) Después fueron surgiendo las figuras. Actualmente hay aproximadamente 140…

Estas esculturas nos resultaron bastante curiosas, simulaban peatones cruzando la calle por un imaginario paso subterráneo. En esta foto se ve como se adentran, al otro lado de la calle las figuras van emergiendo…

Tras visitar Wroclaw nos dirigimos rumbo a Cracovia. La impresión que nos causaron los trenes polacos fue bastante penosilla. El hecho de que se pudiera fumar en los compartimentos de unos trenes muy antiguos, que se estropeara y tardaramos unas 3 horas de más en llegar a  nuestro destino no ayudó demasiado a la imagen del transporte ferroviario.

Cracovia ha sido tal vez el lugar donde más frio hayamos sentido nunca, íbamos bien abrigados, pero el frío era tan intenso que resultaba muy difícil estar en la calle. Sólo estuvimos unas horas, lo suficiente para ver el centro de la ciudad. Por la noche tomamos un tren nocturno camino de Praga. Esta vez tuvimos una increíble suerte, ya que pese a estar en un mini compartimento de 6 personas donde se suponía que teníamos que dormir en mini literas de 3 camas, sólo apareció un chico más, además de nosotros dos, y al subir al tren el revisor le ofreció irse a otro compartimento donde no había nadie y así tuvimos la suerte de tener el compartimento para dos, por lo que pudimos dormir bastante bien durante toda la noche.

Llegamos a Praga temprano y mientras íbamos hacia el hostel pudimos ir viendo algunas cosas interesantes de la ciudad

La Torre de la pólvora es una torre gótica situada en la Ciudad Vieja de Praga y durante la Edad Media fue una de las puertas de la ciudad

 

Prague’s Municipal House

Río Moldava

Torre del Ayuntamiento de Praga con su reloj astronómico que data de comienzos del s XV

Otros edificios  de la plaza de la ciudad vieja

Puente de Carlos sobre el río Moldava, el puente más antiguo de Praga

Canales en la ciudad…

El río pasando bajo los edificios…

Museo Nacional de Praga

Avenida Vaclavs desde el Museo Nacional

Pasamos unos días en Praga donde comprobamos lo barata que es la cerveza y lo buena que es la comida local. Aunque las fotos esta vez no reflejan toda la belleza de la ciudad podemos afirmar que Praga es una ciudad preciosa, llena de turistas pero con mucho encanto.

Tomamos un tren dirección a Viena, la siguiente parada en nuestro periplo por Europa Central. El tren era muy cómodo, rápido y vendían perritos calientes por un euro o algo así, fantástico. De Viena no esperábamos demasiado, pensábamos que sería una ciudad cara y un tanto aburrida. Nada más lejos de la realidad. Es una ciudad con mucho ambiente, moderna y no nos pareció nada cara.

Como se acercaba la navidad, quedaba un mes más o menos, algunas zonas estaban ya decoradas, vimos algunos mercadillos de navidad, que siempre son curiosos de ver en Europa, luces de navidad por el centro y un gran arbol que estaban montando en ese momento

Recorrimos la ciudad en bicicleta gracias al sistema público de alquiler, que permitía el alquiler por horas de la bicicleta por un precio irrisorio, igualito que aquí

Visitamos el Wurstelprater, el parque de atracciones más antiguo de Viena, que estaba bastante solitario

Una estación de metro curiosa …

Tras pasar un par de días en Viena nos dirigimos rumbo a Bratislava, Eslovaquia destino final de nuestro viaje. Tomamos un autobús en Viena, que en aproximadamente una hora nos dejó en la estación de autobuses de Bratislava.

Es una ciudad que guarda ese encanto de las ex repúblicas soviéticas, las ciudades destartaladas de las que ya hemos hablado en otras ocasiones. El centro histórico es muy bonito, y los precios en generak bastante baratos.

Edificio de la radio eslovaca..

Palacio presidencial…

La policía asusta un poco, tal y como pudimos comprobar cuando paseábamos por una calle desierta y se nos acercó un coche con cuatro policías dentro, que más bien parecían porteros de discoteca, bastante chungos en serio, que tras adelantarnos y pararse a nuestra altura un par de veces sin bajarse, decidieron llamarnos hasta el coche para pedirnos nuestros pasaportes, obviamente en eslovaco jeje Tal vez les pareció sospechoso que fuéramos con nuestras capuchas, pero estaba lloviendo, ¿qué querían? Bueno tras saber que éramos españoles se ve que quedaron satisfechos y nos dejaron continuar la marcha.

Vista del Danubio a su paso por Bratislava

Al fondo puden verse los CommieBlock, auténticas moles de edifcios, típicas viviendas soviéticas,

El contraste con el centro es bastante fuerte. Una vista desde el castillo…

Podéis comprobar como al fondo se divisan diversos edificios desperdigados por la ciudad. Entre otras cosas con esto me refiero a ciudades destartaladas, no hay un centro que concentre los edifcios altos, sino que parece que se han ido construyendo sin un plan urbanístico.

El Mirón…

Sin duda fue un viaje muy intenso en el que utilizamos numerosos medios de transporte (aviones, autobuses, tranvías, trenes, bicicletas, trolebuses…) y donde conocimos un poco más el viejo continente. Sin duda uno de los mejores viajes que hemos hecho.

¡Salud y Aventuras!

4 pensamientos sobre “Wroclaw, Cracovia, Praga, Viena, Bratislava

  1. Marta

    Ains,… Claramente vi tu blog junto a varios más y tras pasar un ratito disfrutando de este post lo asocié a otro. De ahí mi comentario neoyorquino… -creo que adoro tanto esta ciudad que la veo donde no está-. Sí reitero que las tuyas me encantan ;D Saludos!!!

  2. Carlos Martinez

    Wov , que lugares mas bonitos.
    Sinceramente Wroclaw nunca habia escuchado nada de ellas y se ve interesante por las fotos que nos muestras. Lo de los enanillos por la ciudad se me hace gracioso.
    Praga si conozco, aunque de hace 17 años, pero por lo que veo esta igualita. Quizas un tanto turisteada para mi gusto, pero echarse una buena pilsen , lo compensa todo :):
    Bratislava , no conozco, pero por lo que veo tiene muy buena pinta para visitar en un futuro.Se ven bien pintorescas las calles. Me gusta mucho la foto del de la alcantarilla jejej:
    Ya me explicareis esa combinacion de Ryanair para llegar hasta alli.
    Saludetes
    Carlos 🙂

  3. Ben

    Me alegro que te gusto Wroclaw .Para la gente que en futuro visitara esta ciudad una nota . Nombre de la ciudad se pronuncia ” vro-sua -v ” (Wroclaw ) Verda que no es tan dificil ¿. Breslavia ;es la version latin light de nombre aleman Breslau que para los Polacos suena como si algien rascaria con tenedor un cristal .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*