…pasar de un ámbito a otro, atravesando el límite que los separa. Pasar de «dentro» a «fuera» , superando la limitación o clausura.

Hace años, cuando decidimos que no tendríamos hijos, alguien nos preguntó por qué no teníamos la necesidad de trascender…dejar algo aquí cuando nos fuéramos…no recuerdo exactamente cuál fue la respuesta…aunque incluía el no, de la no necesidad…pero estaba equivocada.. Sí, claro que sentíamos la necesidad de trascender, pero no dejando una parte de nosotros en este mundo, queremos trascender hoy, ahora, en este tiempo, siendo nosotros testigos. Atravesar ese límite entre la vida que tenemos y la vida que queremos, pasar de la comodidad de nuestra vida conocida a esa desconocida, pero deseada. Y ahora, cuando nos encontramos justo en esa frontera, cuando hemos arrancado esos primeros pasitos, nos damos cuenta de que, cómo les ocurre a los bebes, los primeros pasos asustan, dan un poco de vértigo y generan dudas e inseguridad. Pero igual que cuando estábamos aprendiendo a caminar, seguiremos, porque queremos ir más allá y desde el suelo, aunque más cómodo y seguro, no se puede.

Última modificación: 25 junio, 2019

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.

*