Kaunas, Lituania

Tres días antes de Semana Santa aún no sabíamos cuál sería el destino de nuestro viaje. En un principio queríamos ir de camping a Burdeos, o dependiendo del tiempo ir a algún lugar de España. Muy pendientes del tiempo las noticias no eran nada alentadoras,se preveían lluvias en toda España y casi toda Europa, para todos los días de la Semana Santa. Sólo el Este de Europa se libraba de las lluvias, así que 3 días antes, medio en serio medio en broma, echamos una ojeada a los vuelos. Para nuestra sorpresa el vuelo Alicante-Kaunas de Ryanair estaba increíblemente barato para el poco tiempo que quedaba, la distancia, y las fechas. Así que sin tiempo para pensar, sacamos los billetes. Ya teníamos destino,¡ nos íbamos a Lituania!

Kaunas es conocida por su famoso equipo de baloncesto y por ser la ciudad natal de Sabonis. Nosotros descubrimos una muy agradable ciudad para el peatón, más de 3 kms de calle peatonal unen diferentes lugares en el centro histórico, a ver si aprenden por aquí.

En el paseo aún pueden verse algunas cabinas telefónicas antiguas

 

Nos alojamos en un hotel en esta calle peatonal, que estaba rodeado de agradables restaurantes y algunas tiendas.

Muy cerca estaba la iglesia ortodoxa, muy bonita, pero que no les gusta demasiado.

Comer y beber en Kaunas es bastante más barato que aquí. Por ejemplo una comida en esta zona peatonal, en la terraza de algún restaurante podía costar sobre los 12 € por pareja. Un par de cervezas de 50 cl. en un bar venían a costar como 3 €

El cisne blanco es como denominan al Ayuntamiento de Kaunas. Un bonito edificio blanco del S.XVI y estilo barroco

Cerca está el castillo de Kaunas, muy bien conservado, data del s.XIV. Está situado muy cerca del lugar donde el río Nemunas y el río Neris confluyen, por tanto lugar estratégico donde los haya. La zona está rodeada por un gran parque donde los domingos se reúne la gente para comer y beber y donde nosotros, en nuestro afán de mezclarnos con los locales, también nos fuimos a tomar algo.

Hasta ahora he hablado del centro histórico pero Kaunas es una ciudad de contrastes y por supuesto no escapa a su pasado soviético.

Muchos son los edificios, inmensos, abandonados en Kaunas. Esas grandes moles que caracterizan a todas esas ciudades que alguna vez estuvieron bajo el imperio soviético.

Es bastante llamativo si te alejas del centro, encontrarte con casas en ruinas, totalmente deshabitadas, a la espera de que alguien decida derribarlas. Vimos a mucha gente mayor bajo los efectos del alcohol, y apostamos lo que sea a que ese era su día a día. Hay mucha gente tocada, mucha gente que parece recién sacada de  la antigua URSS, la verdad es una autentica lástima.

Este coche ya no estaba para muchos trotes…

Como veis el encanto de la ciudad es innegable

Para otros la Unión Soviética queda ya muy lejos, y como  en cualquier otra parte se levantan centros comerciales espectaculares, como ya he dicho, ciudad de contrastes

Bonitas muestras de arte urbano…

Por supuesto recomendamos la visita a la ciudad, a nosotros nos encantó la mezcla y además, el tiempo fue estupendo, en manga corta la mayor parte del día.

Kaunas no nos dejó indiferentes, así que, volveremos a Lituania, seguro

¡Salud y aventuras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*