Lo de hoy ha sido intensito. Teníamos todo un poco en contra. Alertas por ola de calor y por las tarde alerta amarilla por tormentas con vientos huracanados, granizo, y demás…vamos que solo oírlo daba miedito. Así que decidimos que tendríamos que levantarnos muy temprano. Vimos que no había alojamiento en la ruta y sólo encontramos una casa rural a unos 60 kms de dónde estábamos, así que decidimos que ese sería nuestro destino. Empezamos la ruta a las 7:30 con una fuerte subida de una media hora…La primera parte de la ruta ha sido muy chula, con grandes rectas por asfalto, pero sin coches y aún con el fresco de la mañana.

Nos hemos dado cuenta de que podríamos llegar a Lerma, un pueblo turístico con muchas más opciones de alojamiento y más cerca de Burgos, así que hemos decidido que continuaríamos. Eran 80 kilómetros pero según nuestros cálculos a la una y media o así estaríamos en el pueblo y las tormentas según Aemet llegarían a partir de las tres de la tarde. Las zonas por las que hemos pasado estaban muy muy despobladas, apenas algún pueblo con cuatro casas y sin supermercados. Cuando vas en bici un desvío de 10 kilómetros para comprar es demasiado así que te ciñes un poco a lo que vas encontrando en el camino. Normalmente somos previsores pero ayer fue imposible comprar nada en el pueblo así que íbamos con un par de melocotones y unos cacahuetes. Y así nos hemos hecho 80 kilómetros hasta que a apenas 6 kms de Lerma Chema ha empezado a pagar el cansancio y hemos parado a descansar un rato. En teoría estaba fácil pero al parar nos hemos dado cuenta de que teníamos una pedazo de tormenta casi encima…hemos empezado a oir los truenos y a ver que tal vez nos mojariamos mucho y de mala manera. Nos hemos puesto en marcha antes de poder recuperarnos, no nos quedaba ya casi nada pero de pronto la ruta se metía por un camino de tierra y eso siempre es una incertidumbre porque puede que te toque bajarte de la bici y empujar y eso desgasta mucho físicamente. Bueno íbamos todo lo rápido que podíamos, el viento empujando mucho la bici, casi nos sacaba del camino en plan muy épico…me hubiera gustado grabarlo pero perder unos minutos en esa situación era impensable, una carrera a una tormenta así es complicado. Lo bueno es que quedaban pocos kilómetros, así que al final lo hemos conseguido, y apenas nos han caído unas chispitas. Sólo he hecho una imagen del momento, cuando ya estábamos casi llegando, que no refleja la epicidad del momento pero que puede dar una idea de la situación 😝

Última modificación: 31 julio, 2020

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.

*